¿Qué son las semillas regulares?

Las semillas regulares, son las semillas tradicionales y al reproducirse, al contrario que las feminizadas que solo producirían hembras, pueden también producir machos.

Esto hace que el cultivo se dificulte y que la gran parte de los cultivadores elija las auto o las feminizadas rechazando las regulares pero, ¿Por que el cultivo de regulares es realmente trabajoso? Para llevar acabo el cultivo con regulares hay que plantar las semillas, cuidarlas durante su desarrollo y en la fase previa a la floración hay que estar muy atento al sexado. El sexado es el proceso de selección y eliminación de machos debido a que solo las hembras producen cogollos, pero este no es el único motivo, ya que si las hembras no son aisladas, y un macho llegase a desarrollar por completo una flor esta liberaría polen y podría echar a perder todo el cultivo, ya que es posible que todas las cepas se volviesen hermafroditas.

No todo a lo que a semillas regulares se refiere son desventajas, aunque el proceso de cultivo requiere mucho trabajo tiene su recompensa. Una planta hembra que nace de una semilla regular es siempre más vigorosa que cualquier variante auto o feminizada, además estas son mucho más resistentes a las plagas, al estrés y al mal tiempo y otra de las cosas buenas que nos brindan las regulares es que no son tan propensas al hermafroditismo, por todos estos factores positivos lo cultivadores con más experiencia siguen escogiendo regular por que además, tienen una numerosa cantidad de fenotipos.

¿Qué es un fenotipo? Un fenotipo es la suma de características de una cepa en concreto. Los cultivadores expertos eligen regular por que la variedad de fenotipos es muy numerosa para realizar cruces con tipos preseleccionados y conseguir una cepa personal.